Kawall.info

¡Vida y creatividad!

Último estado de recuperación del agujero de la capa de ozono sobre la Antártida

La recuperación de la capa de ozono es real, gracias a la disminución de los niveles de cloro presentes en la atmósfera. El ozono es tan vital como el oxígeno; sin él tendríamos intensas radiaciones UV generadoras de quemaduras solares, lesiones a la vista y cáncer en la piel. Aunque todavía tenemos una deuda con la madre Tierra, esta noticia es un gran avance.

Kawall explica cuál es el estado actual de la recuperación de la capa de ozono y cuánto debemos esperar para la clausura definitiva de su agujero.

¿Qué es el ozono?

El ozono es un gas compuesto por 3 átomos de oxígeno que se presenta en pequeñas cantidades en la estratosfera (atmósfera superior). La capa de ozono tiene la finalidad de proteger la vida en la Tierra de la radiación ultravioleta (UV) del sol. Sin embargo, en la troposfera (atmósfera inferior), cerca de la Tierra, el ozono sigue viéndose afectado por reacciones químicas contaminantes de los gases emitidos por tubos de escape de los vehículos, vapores de gasolina y otros.

El agujero en la capa de ozono

El agujero, en realidad, es una parte de ozono agotado en la estratosfera sobre la Antártida, que comienza en la primavera del hemisferio sur, entre agosto y octubre. El contenido dentro de la capa se mide en unidades Dobson (DU), instrumento que calcula la concentración de ozono en la estratosfera.

El año en que la capa ozono comenzó a verse afectada

Durante el siglo XX, hubo descubrimientos y observaciones de cómo los productos químicos de fabricación humana como los clorofluorocarbonos (CFC), esos que encontramos en aerosoles, crean el agujero de ozono sobre la Antártida cada primavera. En 1912 fue la primera vez que los científicos detectaron nubes inusuales, pero no fue hasta 1957 que comenzaron las medicionesde ozono.

Se encendieron las alarmas

En 1985, los expertos descubrieron que había un gran agujero en la capa de ozono sobre la Antártida. Este problema comenzó a presentarse en agosto, y su profundidad se incrementó desde septiembre a octubre del mismo año. La preocupación fue máxima porque, apenas un año antes, el agujero era muy pequeño.

Amenazas sobre la capa de ozono

En 1987, la capa de ozono estaba seriamente amenazada, por lo que la Asamblea General de las Naciones Unidas firmó el protocolo de Montreal como medida para hacer frente al deterioro de la capa de ozono y para el uso controlado de sustancias químicas. Para 1994, se proclamó el 16 de septiembre como el Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono.

Razones del agujero en la Antártida

La reducción de ozono se hace más evidente en la Antártida durante la primavera porque el frío y la luz producen nubes polares de cloro y bromo que destruyen el ozono. Como ayuda a lo anterior, en 2006, finalmente se prohibió la fabricación y venta de productos con CFC, entre los que estaban aerosoles y pinturas, que evitaban la recuperación de la capa de ozono.

Países más afectados por el agujero en la capa de ozono

Varios países de Latinoamérica se ven afectados por el agujero, particularmente Argentina y Chile, pues están más cerca de este problema. Por eso, los dermatólogos recomiendan utilizar bloqueadores solares de más de 30 FPS durante todo el año. De hecho, en Chile existe un reglamento de protección solar regido bajo el Código de Trabajo para cuidar la salud de trabajadores, funcionarios públicos y empleados municipales expuestos al sol.

La mayor reducción del agujero desde 1988

En 2017, NASA informó que el tamaño del agujero se había reducido en una extensión máxima de 19,6 millones de kilómetros cuadrados, el más amplio conocido desde 1988. Los resultados se obtuvieron tras una medición de elementos químicos dentro del agujero que mostró una reducción directa de los CFC.

Solución definitiva para 2080

Científicos consideran que el agujero de la capa de ozono en la Antártida y la desaparición completadel CFC ocurrirá entre el año 2060 y 2080. El tiempo, aunque parece lejano, se debe principalmente a los efectos del CFC, pues tiene entre 50 y 100 años de vida útil. Por eso, se aconseja, por ejemplo, preferir la bicicleta como medio de transporte, así como reducir el uso de aerosoles y evitar la compra de productos con CFC.

¿Cómo te cuidas para evitar los efectos de los rayos UV? ¿Conoces otros métodos para cuidar el medio ambiente? ¡Compártelo en los comentarios!

Foto de portada ozonewatch / NASAozonewatch / NASA

Please follow and like us:

Добавить комментарий

Ваш e-mail не будет опубликован. Обязательные поля помечены *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial